Dieta vs. Pauta nutricional saludable

Qué simboliza para nuestra mente ponernos a dieta?
Nos imaginamos privaciones, dejar de salir a comer con los amigos para no tentarnos, contar calorías, angustia, hambre, deseos contenidos, mal humor, presión para evitar el fracaso (otra vez).
Y sabemos también que las dietas por lo general no son efectivas, los kilos perdidos con tanto sacrificio retornan fácilmente!
Lo difícil de hacer dieta es precisamente hacer dieta. Nos vemos solos ante una meta que nos resulta inalcanzable, desmotivados por la carga negativa que nos supone. Y sobreviene el miedo al fracaso. O a alcanzar nuestro peso, o a mantenerlo, ya que la dieta se limita sólo a hacernos llegar a ese peso ideal. Y ese es el gran negocio de las dietas!

Veamos ahora el mismo problema desde otra óptica.
Hemos llegado a tener un exceso de peso, o un problema de salud relacionado con la alimentación, porque tenemos ciertas conductas no muy saludables. No hacemos ejercicio, nos damos atracones de patatas chips, nos atiborramos de bollos, sucumbimos a los azúcares y grasas, comemos demasiado, muy de prisa, sin controlar el equilibrio nutricional, evitamos las frutas y preferimos los pasteles … Sabemos qué hacemos mal pero nos cuesta mucho dejar de hacerlo.
Hay algo que falla y no damos con él.
Tenemos voluntad, pero pareciera que no en la cantidad suficiente.

La solución es lograr incorporar una pauta nutricional saludable, para ti y para tu familia, sin dejar ningun alimento, equilibrada y compensada. Aprender a comer de nuevo, resetearnos, y sumar actividad física (otra cosa que también nos cuesta).
El cambio de conductas y hábitos no es tarea fácil. Nos rebelamos a cambiar nuestras costumbres, nos quejamos. Pero es una solución definitiva y sana.

Para adquirir una pauta nutricional saludable, primero debemos llevar conciencia a los motivos que nos hacen mantener conductas no-sanas, qué tipo de relación tenemos con la comida, por qué termina siendo nuestro refugio ante determinadas emociones, con qué herramientas cuento para poder hacer frente a ello?
Una vez destapado el problema de base, nos será fácil librarnos de esos viejos hábitos para incorporar los que nos hacen bien e idear estrategias más saludables. En ese momento es cuando elegimos adquirir nuevos hábitos saludables. Pasa de ser una obligación (como en la dieta) a ser una elección natural.

Es una tarea más profunda, pero que será más fácil de seguir, nos dará mayor satisfacción y evitará que cada inicio de verano nos sintamos frustrados, siguiendo la dieta del pomelo o la del eclipse!

Has hecho dietas anteriormente? Te dieron resultado? Quieres compartir tu experiencia?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s