Sopa fría especiada de tomate

Por lo visto esta pausa me ha dejado con energía de cocinitas! En realidad he recopilado recetas (una sana adicción) y estoy aprovechando para probarlas.
Esta en particular, es una de las últimas que he visto, de un blog que suelo visitar (www.lovefood.es).
Pero esta mañana había unos tomates IDEALES para prepararla y no me pude resistir! Verán que me faltó un ingrediente que creo fundamental, pero más allá de esa lamentable ausencia, quedó deliciosa! Sobre todo si te gustan las especias!
A la cocina, pues!

Ingredientes (4 personas)
5 tomates de pera maduros sin piel y troceados
2 dientes de ajo pequeños
1,5 cm de raíz de jengibre pelada y picada
50 gr. de puré de tamarindo (no tenía … le puse un “touch” de salsa Worcester)
50 ml. de caldo de verduras (natural sin sal en caso de hipertensión)
1/2 manojo pequeño de perejil picado
1/2 cucharada de azúcar
1/2 cucharadita de cúrcuma
sal (eliminar en caso de hipertensión)
pimienta negra
2,5 cucharadas de aceite vegetal
1/2 cucharada de semillas de comino

Preparación:
Batir los tomates, el ajo y el jengibre en el robot hasta obtener una mezcla homogénea. Pasarla por el chino si lo consideras necesario. Verterla en un cazo y añadir el tamarindo, el caldo, el cilantro, el azúcar, la cúrcuma, sal y pimienta al gusto. Como no tenía tamarindo, le agregué un toquecito de salsa Worcester.
Llevar a ebullición, reducir el fuego y cocinar durante 15 minutos. Retirar y dejar enfriar.
Calentar el aceite en una sartén pequeña y añadir las semillas de comino. Freirlas durante 1 min. removiéndolas para evitar que se quemen. Retirar del fuego y reservar. Colar para eliminar las semillas o esperar que decanten.
Servir en vasitos, con el aceite especiado por encima y decorar con el perejil (gracias Alina por tu plantita!).
Es riquísima fría, aunque también se puede tomar caliente.

Comentario nutricional:
El tomate es primordial para quienes siguen una dieta saludable. Es fuente de altas cantidades de antioxidantes. Uno de ellos, el licopeno, tiene cualidades anticancerígenas. Esta sustancia se encuentra sobre todo en el tomate cocido, ya que el calor deja al licopeno accesible y fácil de asimilar por el organismo. Otro antioxidante, el glutatión, se encuentra en la piel del tomate, y ayuda a eliminar sustancias tóxicas de nuestro organismo y es un buen hipotensor. Posee altos niveles de vitaminas A y C, potasio y calcio. Es ideal para reducir la presión arterial.
El ajo es un alimento con tantas propiedades que aquí sólo apuntaré que fluidifica la circulación (recomendado para hipertensión, aterosclerosis, infarto, etc), es diurético y favorece la digestión (no se recomienda en casos de hiperacidez).
El comino, tiene propiedades carminativas y diuréticas.
El jengibre, dentro de sus innumerables propiedades, es un estimulante del sistema circulatorio, utilizado para evitar el entumecimiento; y tiene también un poder analgésico y antiinflamatorio.
El tamarindo tiene cualidades diuréticas y una alta cantidad de fibra, lo que la hace ideal para evitar el estreñimiento.
Como conjunto, es un plato ideal para todos, en especial para hipertensos, para los que se sugiere eliminar la sal y usar caldo de verduras natural en su preparación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recetas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sopa fría especiada de tomate

  1. Caro dijo:

    Riquísima…., una delicia, Kari! la probamos, la versión con tamarindo
    y salió de re chupetearse los dedos… 🙂

  2. K dijo:

    qué bueno que les haya gustado!!!! besotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s